Magazine de Moda y Tendencias en Canarias

Artículos

EL PARAÍSO ESTÁ EN LOS CAYOS CUBANOS

Cuba es la isla caribeña por excelencia. Solo su nombre evoca en mi recuerdo el tranquilo rumor de las olas, arenas blancas y finas, el azúcar que acompañó a cada uno de los mojitos con ron blanco que tomé o el suave vaivén de la salsa cubana que bailé o pude, a trompicones, bailar. Recuerdos acompasados a ritmo de marimba….en fin. !Qué rico es viajar y volverlo a recordar cuando lo comparto con todos ustedes!.

Hablar de Cuba sin los cayos es inconcebible porque los cayos son el paraíso del cielo en la tierra. Pero del paraíso con todas su letras, acepciones y significados. Aguas cálidas, palmeras, descanso, sol, relax sobre tumbonas que descansa sobre el agua templada… Cayo Coco y Cayo Guillermo fueron los elegidos, por cercanía, por planificación y por ubicación. Y no nos arrepentimos. Los dos están unidos entre sí y a su vez, Cayo Coco con la isla de Cuba. Atraviesas de una manera casi mágica el mar para adentrarte en el verdadero edén, y lo haces a través de un camino de 40 kilómetros de largo. Los cayos son una especie de islotes muy pegaditos a la isla madre. Un lujo natural.


El islote de Cayo Coco tiene un Aeropuerto Internacional, el Jardines del Rey, así, con ese nombre, es como se conoce a la provincia de los cayos del este. Así que si viajan desde cualquier lugar del mundo, solo con hacer escala en La Habana, tendrán buenas conexiones con los cayos.

Pero también se puede acceder, no solo por vía aérea sino también por tierra como fue mi caso. Yo venía desde Santiago de Cuba y hasta llegar a Cayo Coco tuve que recorrer más de 400 kilómetros.

Cuba en sí es una aventura y más sin viajas sin nada organizado, improvisando.  Para llegar al paraíso tuve que atravesar el Paso de Lescal, la carretera Nuevitas hasta Santa Lucía, …totalmente llena de socavones, grava, tierra, animales, obras….modo Camel Trophy ON. De Esmeralda hasta Cayo Coco el camino fue mucho más llevadero pero me costó 3 horas más, así que si están en Oriente y desean ir a los Cayos del Este, planifiquen al menos un día de trayecto con alguna parada para pasar la noche.


Para acceder a estos dos Cayos tienes que pasar un peaje y pagar un impuesto de 2 CUC por vehículo. La policía mira y remira tu pasaporte hasta el infinito. Para los cubanos es bastante difícil poder acceder a estos lugares donde el alojamiento está claro: hotel todo incluido y punto. No hay otro tipo de hostal, camping u otra opción. En ambos casos reservé sobre la marcha en una oficina de CubanaCan. Improvisando después de haber preguntado en los propios hoteles.

A través de la agencia salía mucho más barato y ahorré unos CUC (moneda cubana específica para turistas). En Coco la elección fue el todo incluido El Colonial. 41 CUC por cabeza. Si se les plantean dudas a la hora de elegir hotel, pues la verdad es que todo el cayo es una auténtica maravilla. Precioso. Da igual dónde se queden. Todo está cerca. Muchísimos hoteles y varias zonas de baño. Prácticamente todos ellos tienen acceso directo a la playa, playa que cuando sube la marea apenas se queda con arena. En Coco hay un parador, La Silla.

Cayo Guillermo es infinitamente más pequeño que Cayo Coco y también más bello. Cuenta con unos 5 kilómetros de playa. Aquí el alojamiento fue en un Todo Incluido, el Club Caribe Cayo Guillermo. Costó 38 CUC por noche y persona. Es un complejo bastante amplio que cuenta no solo con pequeños bungalows a pie de playa sino también con suites de dos plantas con paredes de madera. En Cayo Guillermo el concepto de paraíso llega a su máximo exponente porque hay muchos menos hoteles y porque hay playas más salvajes, con cierto oleaje como Playa Pilar. Hasta prácticamente la orilla llega la mano del hombre, pero aún así, tienen ese aspecto wild way.

En Playa Pilar ha sido el lugar donde me he encontrado la arena blanca más fina de toda mi vida. Se ha construido todo un entramado de paseos de madera, tumbonas y cafeterías. Para llegar a esta zona de baño hay un trenecito que va recogiendo al turista en los hoteles, pero también se puede ir con el coche.

Se puede aparcar sin problema en un apartadero de la carretera, siempre y cuando no se deje nada a la vista. Por los alrededores se están levantando muchísimos hoteles y apartamentos. Más de la cuenta, desde mi punto de vista. No me extraña que los flamencos rosas salgan huyendo cuando te bajas del coche.

CAYOS CUBANOS

Ambos cayos son ideales para practicar submarinismo. Corales, peces, y también muchas corrientes. Cuidado. Cayo Guillermo supuso todo un placer y no solo para mí.  También para Hemingway…..sus esculturas nos saludan en varios puntos de la carretera que une Guillermo con Cayo Coco.

No lo piensen mucho. Planifiquen una escapada lejos, al paraíso de los cayos cubanos.


lidia

Lidia Rguez. Fuentes

Periodista y autora del blog www.mipasaporte.com

Pegajoso
Abr 06, 2017
Comentarios desactivados en EL PARAÍSO ESTÁ EN LOS CAYOS CUBANOS

Los comentarios están cerrados.

  • ISLAS DE MODA

    Magazine hecho en Canarias donde encontrarás las últimas tendencias en Moda, belleza, cultura, ocio, reportajes y entrevistas de actualidad.

  • Islas de Moda

    Donde estamos

     Santa Cruz de Tenerife

    Email

     info@islasdemoda.es

  • Redes Sociales

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información

La configuración de cookies en este sitio web están configuradas como "permitir cookies" para darle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar su configuración de cookies o hacer clic en "Aceptar", usted está consintiendo el uso de cookies.

Cerrar